10/11/13

Pilar Cuartero, Diputada de Igualdad, ¡qué rara es!

Mira, Pilar, se tanto de tí como tú de mí. O sea, rozando "la nada". Así que me disculpo por hablarte de esta manera tan coloquial, pero como sigas comportándote como lo haces no te vas a hacer respetar en esta Diputación. Por favor, que ¡eres Diputada!.
Me quedé muy sorprendido cuando recibí, para una jornada que organizaba, tu ficha de inscripción con su correspondiente justificante de pago de la cuota, y escribiste tus emails y teléfonos de contacto particulares. Leí: "Diputada de Igualdad". Y pensé: "Esta mujer se ha equivocado". A los pocos meses, otra inscripción y otro abono de la cuota. Y hace unos días ¡otra vez la misma historia!.
Pilar, llevo 20 años organizando cursos, jornadas y eventos; nunca he visto a diputada o diputado alguno (incluyendo aquí a jefazos/as, jefitos/as y a quienes se lo tienen creído) comportarse de esta manera tan rara. 
¿Todavía no te has enterado que como Diputada que eres, puedes ir de gorra a todos los cursos, jornadas y eventos cuando te de la diputacional gana, incluso sin avisar (y tomarte el cafelito sin pagar)? ¿Todavía no te has enterado, que la gente con tu categoría se sienta en la primera fila -donde reservamos asientos para ponentes y "autoridades" diversas, y no se pierde en los asientos de la plebe?. 
Como sigas así, no me extrañaría que la gente empiece a malmeter:  "No tiene consideración. Por su culpa, todos/as vamos a tener que pagar las cuotas de inscripción" "Si es que le sobra tiempo hasta para ir a jornadas de formación"  "Seguro que lo hace para escaquearse del trabajo. Por eso se queda desde el principio al final". "Y disimula tomando apuntes, que lo he visto yo con estos ojos negros azabache que ha parido mi madre jerezana del barrio Santiago calle Merced".
Mira, Pilar, yo creo que te comportas así porque tienes baja la autoestima. Voy a darte unos sencillos consejos para reforzarla. 
Repite una y otra vez: (siempre que te acuerdes a lo largo del día. Y no olvides beber 2 litros de agua para un mayor efecto)
1.- ¡Soy Diputada! 
2.- No necesito cursos ni jornadas, pues se supone lo se casi todo; y en caso de no saberlo, no puedo asistir debido al mucho trabajo que tengo acumulado; y si voy, llegaré tarde y me largaré antes del final debido a mis muchas obligaciones. ¡Que se note!
3.- No es necesario que me inscriba y menos que pague la cuota. Puedo ir por la cara siempre que quiera. (ver punto 1). 
4.- Si, por error, me inscribo... (ver punto 2) no pondré mis correos y teléfonos particulares, sino sólo el e-mail y teléfonos de mi secretaria, como hace la gente con "cargo", que esto me da categoría y prestancia.
-----
Pues sí, Pilar, eres un poco rara. Te aseguro que en 20 años no he visto caso como el tuyo. Que las "¿personalidades?", de diputación se interesen y asistan como "aprendices" a cursos o jornadas es una rareza nacional. Que se inscriban, resulta asombroso. Que paguen la cuota ¡¡¡Esto es un milagro!!!
Pilar, como sigas así... te van a tratar como a un don nadie (perdón... "doña nadie" -que eres Diputada de Igualdad)
-----
Eso sí, debo darte las gracias porque me has facilitado la respuesta precisa a ese compañero/a, al conceja/la, al cargo de la delegación de la Junta y al director/a que me pregunta: "Soy fulanito/a ¿Yo NO tengo que pagar los 5€ de inscripción, verdad?". Y les respondo con una seguridad pasmosa: "Pues claro que sí. Mira, Pilar Cuartero, la Diputada de Igualdad, ya ingresó la suya". 
Jejejeje... Se quedan con la boca abierta y sin réplica posible.
En fin, que me digo yo, ahora que lo pienso, que a lo mejor, los/las raros/as son quienes tienen un morro que se lo pisan y confunden su cargo con el todo gratis por ser quien soy y el cargo que ostento. 
¡Oye! Voy a darle vueltas a esta última idea...   

14 comentarios:

Curiositae dijo...

Pilar no le hagas caso a Juanfra y sigue siendo tu misma, que tu dignidad no te la da el cargo, te la da lo honrada que eres.
Más políticos como tú en Diputación y se acabaría el "cajón desastre" en lo que se ha convertido esa casa rosa.

Anónimo dijo...

Como no lo vea no lo creo. Pon la fotocopia de la transferencia aquí y hablamos.

jfjuanes dijo...

No me vaciles.....

Anónimo dijo...

"llevo 20 años organizando cursos, jornadas y eventos; nunca he visto a diputada o diputado alguno (...) comportarse de esta manera tan rara"

Eso lo dice todo, qué cara tienen!! Muy elogiable lo de esta señora.

Lo que me queda es la curiosidad por saber qué respuesta se ha dado desde la organización de los cursos cada vez que algún jerifalte ha querido asistir por la cara ¿Se le ha aclarado que tiene que pagar? ¿Ha sido, efectivamente, inscrito por la cara? ¿"Instancias superiores" han dado instrucciones para ello?

Gaditano de a pié. dijo...

Juanfra y lo más importante le has dado el certificado acreditativo de que asistió a esas jornadas...¿pero si no pagó?¿Como se lo vas a dar? ¿no?

Gaditano de a pié. dijo...

Me refiero a los jefecillos de pacotilla que han asistido a algún curso sin pagar, no a esta SEÑORA que le honra su actitud.

jfjuanes dijo...

Es cuestión de tenerlo claro, de saber que hay gente que se esfuerza y paga por asistir, y de aguantar esa supuesta "autoridad" que,por cierto, a mi me ls trae al pairo.
Ya contaré algún día como se lo montan a costa de quienes pagan. Por eso creo que Pilar Cuartero es una rara avis porque ni siquiera ha preguntado "si ella tiene que pagar", máxime cuando esdiputada del Area desde la que oganizo las Jornadas.

jfjuanes dijo...

Para Gaditano de a pié: Claro que he sufrido presiones para dar el titulito a algún que otro jefe/a que no había asistido, o tan solo había hecho acto de presencia. Y tuve que aguantar oir cómo compañeros/ras (qué triste y que vergüenza) me llamaban autoritario y tirano. Pero siempre me mantuve firme. Los caraduras que no cuenten conmigo.
¡Ah! y los certificados se dan a quienes se inscriben y asisten a la totalidad de la jornada o curso, aunque siempre hay quien nos busca las vueltas y consigue engañarnos.
YA traté este tema en otro post: http://diputaneando.blogspot.com.es/2012/10/dame-mi-diploma.html

Anónimo dijo...

Increíble .
A esta señora hay que ponerle un monumento .
CASO ÚNICO EN ESPAÑA

Anónimo dijo...

IMPRESIONANTE !!!!!!!

APLAUSOS PARA LA DIPUTADA DE IGUALDAD

Anónimo dijo...

Mucho peloteo hacia la diputada,veo por aquí;todo es pura fachada para conseguir el efecto que está consiguiendo;Si de verdad quiere dar
ejemplo,que renuncie a utilizar el coche oficial de la Diputación y así
ahorraremos mucho más dinero que esos míseros cinco o diez euros del curso.

Anónimo dijo...

Tiene mucha razón el anónimo de las 20:29,cada vez que se mueve en coche oficial, nos cuesta a todos los ciudadanos,además del sueldo del conductor,más de noventa euros entre combustible,horas extras y dietas del conductor.

Anónimo dijo...

mientras que no lo utilice para ir a la peluquería y sea en actos oficiales a mí que más me dá si no es la única que los utiliza, o ¿ahora vamos a querer que todos tengan coches oficiales, menos esta mujer?

Anónimo dijo...

Pues precisamente es una mujer que viene muchas veces en su coche particular.
Ahora se le va a exigir que sea la mejor de la mejor.