1/7/13

José María Rodríguez

Quien no haya tenido la suerte de conocer a Jose Mª...,  pues se lo ha perdido. Lo siento, pero es así.
Jose Mª Rodríguez es una de las mejores personas que he conocido en Diputación (lo resalto y subrayo para que no quede duda de lo que pienso al respecto). Y encima es culto, afable, simpático, buen conversador, sencillo, diáfano, de trato suave y escribidor de las cosas y hechos que acontecieron en Cádiz en siglos pasados (ver su blog el papelón)... ¿Hay quien de más?.
En el almuerzo de despedida por su jubilación nos juntamos unas cuantas personas de toda índole, condición y pelaje (que él tuvo a bien escoger) y que
demuestra la variedad de relaciones con gente tan diferente que ha mantenido en
esta institución. No he tenido la suerte de ser su amigo, pero disfruté de su buen estar cuando fue mi jefe, un buen jefe, que nuca necesitó hacer uso de esa vanidad y autoritarismo estúpido de quienes no tienen nada que recibir y ofrecer.
Para hablaros de él me encantaría ser un buen escritor, y como los hay muchos mejores tomo prestadas algunas de las palabras que le dirige Carlos en su precioso blog "buenas ideas": "Siempre pertrechado con su bondad al hombro, con su sonrisa de hombre bueno, con esa forma de hablar susurrante y cautivadora". Creo que no se puede decir mejor.
José Mª habló al final del almuerzo. Me hubiera gustado oirle más y más tiempo, escuchar sus historias, chismes y realidades de esta Diputación y de los cádices ochocentistas, disfrutar con su fina ironía y su serio gracejo... 
Habrá tiempo.
Hoy, por de pronto, quiero brindar por tí y tu familia, compañero.
(Ver más aquí)

3 comentarios:

Buenas ideas dijo...

Hombre renacentista en pleno siglo XXI, por su saber estar y sabiduria, encaja más en aquel Siglo de Oro español que en esta época confusa, egoísta y egocéntrica que nos distingue.

Un hombre bueno, encantador, culto, todo lo bueno que de él se diga, siempre será poco.

Gracias José Mª por todo lo que siempre has aportado; y gracias a ti, Juanfran, por mencionarme.

jfjuanes dijo...

Carlos, ¡qué curioso!, se me olvidó escribir en la semblanza de José Mª lo que has plasmado en tu comentario: "Hombre renacentista en pleno siglo XXI, por su saber estar y sabiduria, encaja más en aquel Siglo de Oro español que en esta época confusa, egoísta y egocéntrica que nos distingue". Lo he pensado muchas veces.

Anónimo dijo...

Tiene un blog que gusta mucho